Páginas vistas en total

martes, 14 de mayo de 2013

Debemos continuar defendiéndonos

El próximo jueves día 16 estamos citados todos los sindicatos en Madrid para que informemos por escrito a la inspección de trabajo sobre las “negociaciones” mantenidas entre la dirección de Liberbank y los representantes de los trabajadores desde el día 23 de abril hasta el 8 mayo.
Como os podéis imaginar, todos los informes serán muy negativos e incidirán en la falta de voluntad negociadora por parte de la empresa, la falta de información preceptiva, la información falsa, por incompleta y sesgada, y la nula justificación sobre la adopción  de medidas únicamente coyunturales. Todas estas circunstancias implican la mala fe que ha presidido la actitud de la empresa en todo el proceso, convirtiéndolo en una verdadera farsa que pretendía dar la impresión de cumplir con lo establecido en la legislación.
A la vista de los informes recibidos, la inspección de trabajo emitirá un dictamen no vinculante sobre las condiciones en que se ha desarrollado el periodo de consultas, la documentación aportada y la pertinencia de las medidas propuestas.
Vamos a aprovechar la reunión de Madrid para reunirnos, como mínimo, los cinco sindicatos independientes de cara a concretar futuras medidas de presión, como, por ejemplo, la convocatoria de tres días seguidos de huelga antes de que acabe el mes de mayo. A esta reunión se ha convocado también a CCOO y UGT, pero en la contestación recibida indican que prefieren seguir con la “unidad sindical” ellos solos.
Estimamos que es crucial para nuestro futuro continuar con las movilizaciones y actos de protesta, pero tanto los paros y concentraciones como la jornada de huelga han de quedar superados al ver que la empresa no ha cedido en sus pretensiones. En CSI·F estimamos que debemos ir más allá y ampliar las jornadas de huelga si queremos dar un mensaje de firmeza, así nos lo reclama gran cantidad de compañeros. Solo mediante la convocatoria de huelgas ha sido posible llegar a acuerdos en la mayoría de entidades que nos han precedido en las negociaciones de reestructuración, y parece que la empresa lo entiende así: no cederá mientras no se le apriete lo suficiente.

1 comentario:

  1. la unidad sindical no puede ser dar un mitin politico-sindicalista en una llamada Asamblea de trabajadores. ¿Poca cultura sindicalista?

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.