Páginas vistas en total

miércoles, 22 de mayo de 2013

No podemos aflojar

No podemos aflojar.
Hoy, día 22 de mayo, la dirección de la empresa ha comunicado a los representantes de los trabajadores la "decisión final" que va a ejecutar.
Con esto se consuma la agresión directa a toda la plantilla por parte del incalificable Menéndez y sus lacayos. Los que aún no se habían querido enterar, ahora verán a las claras a qué nos enfrentamos todos, y tenemos que decidir cada uno nosotros cómo lo afrontamos. No caben más dudas ni más “esconder la cabeza bajo el ala”. Hay que hacerle frente con todo.
La convocatoria de huelga para los días 27 y 28  de mayo es tan importante o más que la del pasado día 8, que se produjo como preludio a las medidas más severas que vendrían en caso de no producirse acuerdo.
A pesar del mensaje enviado por la inmensa mayoría de los trabajadores, la dirección de la empresa no cedió  en sus pretensiones y aguantó como un mal menor los problemas que le causó. No podrá hacer lo mismo si la actual convocatoria de dos días tiene similar seguimiento y se le advierte de futuras ampliaciones e incluso de huelga indefinida.
No tenemos más remedio que aguantar y, aunque ahora perdamos de forma puntual parte de nuestro salario, lo que conseguiremos con nuestras acciones compensará con creces el sacrificio realizado. Y quien no quiera secundar la huelga por cualquier motivo, ninguno digno ni noble, tendrá que afrontar el reproche más o menos explícito de los compañeros que defenderán los derechos de todos, incluso de ellos.
Debemos ser conscientes de que ante el atropello a nuestros derechos que la dirección de la empresa quiere consumar, los trabajadores no tenemos más arma, aparte de la insegura vía legal, que nuestro trabajo. La empresa no son solo sus directivos, sino también y principalmente los trabajadores, y nuestro trabajo es el arma más poderosa para luchar contra la injusticia de la que Menéndez nos quiere hacer víctimas. De ninguna manera debemos caer en el desánimo en que nos quiere hacer caer la estrategia calculada de la dirección, ellos no son nada sin los trabajadores lo mismo que la empresa no es nada sin los clientes. No existe más alternativa: o nos seguimos plantando ante la indecencia de la "decisión final" comunicada o nos rendimos y renunciamos a defender nuestros derechos.
Queremos recordar también quiénes son los verdaderos dueños de la empresa: Cajastur, Caja Extremadura, Caja Cantabria y Fundación CCM de parte de Banco CCM. Todas estas entidades están tuteladas “de facto” por los partidos políticos PSOE y PP, a quienes vamos reclamar que intervengan en el conflicto a favor de los trabajadores, pues somos la única entidad que no ha llegado a ningún acuerdo en su proceso de reestructuración.
Por otra parte, no creemos que las autoridades monetarias permanezcan impasibles ante el perjuicio a los clientes y el deterioro de imagen que, a causa de la cerrazón de la dirección de la empresa, se va a causar con las jornadas de huelga proyectadas. Repetimos, es la cerrazón de la dirección de la empresa y su desmesurada propuesta la responsable única y directa de toda esta situación.

Ánimo y a la huelga todos.

Medidas finales comunicadas por la dirección de la empresa:
Resumen:
- Reducción salarial durante 4 años de entre el 4’75% y el 19 % para aquellos cuyo salario anual sea superior a 30.000 €.
- Supresión definitiva de beneficios sociales. (Para todos los empleados)
- Suspensión de contrato durante 18 meses a 1.332 trabajadores en periodos mínimos de 6 meses.
- Suspensión de aportaciones a planes de pensiones durante 4 años. (Para todos los empleados)
- Reducciones de jornada con reducción de sueldo para todos los empleados no afectados por suspensión de contrato (incluyendo aquellos cuyo salario sea menor de 30.000 €):
- Reducción de jornada del 30 % para 1.000 trabajadores durante 4 años.
- Reducción de jornada durante 4 años para los empleados de Caja Cantabria del 11’34 %.
- Reducción de jornada durante 4 años para los empleados de Caja Extremadura del 10’97 %.
- Reducción de jornada durante 4 años para los empleados de Caja Asturias del 10’04 %.
- Reducción de jornada durante 4 años para los empleados de Banco CCM del 13’56 %.
Estas medidas, que parecen duras, lo son mucho más si tenemos en cuenta que una gran parte de los 1.332 empleados con el contrato suspendido no volverán/volveremos a la entidad y serán/seremos despedidos a bajo coste.
A partir de ahora se interpondrán las correspondientes demandas por Conflicto Colectivo ante la Audiencia Nacional, pero, como se ha demostrado ampliamente en las reestructuraciones de otras entidades, la vía más efectiva es la de adoptar medidas de presión por parte de la plantilla.

No podemos aflojar

A continuación adjuntamos el comunicado completo que nos ha entregado la dirección de la empresa.










1 comentario:

  1. Lo primero y más importante: NO PODEMOS PERMITIR LA SUSPENSIÓN DE TRABAJO A EMPLEADOS DE LIBERBANK Y CCM. Como tampoco podemos permitir que nos pisen lo que hemos conseguido en décadas de trabajo y esfuerzo.
    Los empleados somos conscientes de que hay que apretarse el cinturón y se le ha dicho por activa y por pasiva, pero no ha hecho caso del intento de acuero de los empleados. Esta actitud de autoritarismo no se ve desde la época del feudalismo donde los nobles estrujaban a los vasallos.
    Su el equipo directiva de Liberbank no sabe gobernar este banco, ya que los beneficios los quiere obtener a costa de los salarios de los empleadoa, le pedimos a las entidades gubernativas que intervengan en este conflicto y cambien a los nefasto directivos que no saben como salir adelante con un negocio bancario.
    En estos momentos debemos estar unidos para que no nos avasallen ni nos pisen nuestra dignidad. Si permitimos que haga lo que quiera ahora, esto va a ser solamente el principio de las numerosas tropelías que va a hacer en el futuro.
    Todos juntos podemos, SI SE PUEDE, pero solamente si estamos unudos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.